Algunos apuntes clínicos de un estudio sobre el antidepresivo paroxetina, considerado seguro y efectivo para adolescentes, ha resultado demostrar todo lo contrario, según los expertos.

La revisión de los datos clínicos ha sacado a la luz un gran índice de conductas suicidas por parte de los consumidores de paroxetina que no se comentó en dicho estudio. Este descubrimiento podría influir en la prescripción de medicamentos similares y ejercería presión en controlar los estudios sobre medicamentos, especialmente los antidepresivos.

GlaxoSmithKline (la conocida farmacéutica y responsable del estudio) mostró los datos originales del estudio, pero lo hizo de una manera en la que revisar los datos fue más difícil de lo esperado.

El profesor Jon Jureidini de la Universidad de Adelaide que ha descubierto estas irregularidades decía en IFLScience.  “ No fue posible la revisión de los datos originales hasta que la farmacéutica los facilitó, fue entonces cuando se puso de manifiesto que la paroxetina estaba relacionada con efectos secundarios graves, con 11 de los pacientes que tomaban paroxetina teniendo comportamientos suicidas o de autolesión comparado con tan solo una persona en el grupo de pacientes que tomaron un placebo.

Además, Jureidini declara , según los datos, que la paroxetina no beneficia en nada a los adolescentes. Si no beneficia, el riesgo de tomar paroxetina no está justificado. Incluso el estudio original de la farmacéutica declara “Ni paroxetina ni imipramina han dado resultados significativos comparados con el placebo” pero este dato fue ignorado porque las evaluaciones del investigador sobre los pacientes sí habían mostrado diferencias significativas entre los que tomaban paroxetina y el grupo control.

“Las evaluaciones del investigador siempre parecen ser favorables a la medicación y a no tener en cuenta la evaluación de los pacientes”

Jureidini sugiere que los efectos secundarios de la medicación pueden hacer fácil para el investigador saber quién las toma y quién toma el placebo. Esto puede generar dudas, no solo sobre este estudio, sino en todos los estudios clínicos de las ISRS (como la paroxetina), uno de los medicamentos más recetados en todo el mundo.

Jureidini  declaró a IFLScience: “Que la paroxetina sea segura para los adultos no está claro, el análisis de la seguridad del medicamento puede estar sesgado (que no sea objetivo, y por lo tanto inválido). Pero sabemos que cuanto más joven eres y cuanto más leve es la depresión, más peligroso será tomar ISRS.

En 2012 GlaxoSmithKline fue multada con 3 billones de dólares por la promoción fraudulenta de medicación para diabetes y trastornos mentales, incluida la paroxetina. Aun así, los autores originales del estudio se mantienen firmes en los resultados de su investigación a pesar de los descubrimientos del equipo de Jureidini.

 

Fuente:IFLScience.